Ciudad y Consejos de gobierno

La Ciudad denegó la actividad comercial en el bajo incendiado en Mar Chica

  • Manuel Ángel Quevedo asegura que Medio Ambiente nunca habría concedido una licencia para almacén con más de 182 metros cuadrados y subraya que esta actividad era “ilegal e ilegalizable”

  • el consejero anuncia que Fomento ha dado la orden para que el propietario del inmueble nombre a un arquitecto para que se haga cargo del estudio de los daños estructurales


El portavoz del Gobierno ha informado de que el bajo incendiado en la calle Mar Chica no disponía de licencia de apertura y que se le informó al peticionario de esta solicitud que “no se podría establecer actividad alguna en dicha instalación”. Explica Manuel Ángel Quevedo que el empresario pidió la licencia de apertura el pasado 8 de marzo como comercio al por mayor y no como almacén pero que, al no adjuntar ningún documento ni proyecto técnico, se le denegó.

Del mismo modo, asegura que el área de Medio Ambiente nunca habría concedido una licencia para ser usado como un almacén de más de 128 metros cuadrados y, menos aún, sin tener una detección automática de incendios o bocas de incendio equipadas. En este sentido, Manuel Ángel Quevedo subraya que esta estructura no solo era ilegal, sino que también era ilegalizable.

Recuerda el portavoz del Gobierno que hace 25 años se le concedió una licencia para un almacén de 282 metros cuadrados en la planta baja y una cámara antihumedad de 300 metros cuadrados en el sótano, pero que con la entrada en vigor del Plan General de Ordenación Urbana en 1995 esta actividad era ilegal.

Manuel Ángel Quevedo anuncia que la Consejería de Fomento ha dado la orden para que el propietario del inmueble pueda nombrar a un arquitecto privado para que éste se haga cargo del seguimiento y el estudio de los daños estructurales del edificio y que, además, pueda asegurar la seguridad de los ocupantes del inmueble.