Presidencia y Salud Pública

El Instituto de las Culturas renueva el convenio con Mem Guimel

  • Hoy se ha rubricado el acuerdo por el que la Ciudad Autónoma otorga 12.000 euros a la asociación para fomentar el conocimiento de la cultura judía-sefardí


La presidenta del Instituto de las Culturas, Paz Velázquez, y el presidente de la Asociación Socio-cultural Mem Guimel, Mordejay Guahnich, han firmado esta mañana el convenio de colaboración, con un importe total de 12.000 euros para que esta entidad pueda continuar, en 2018, con sus actividades encaminadas a mejorar el conocimiento de la cultura judía, en un aspecto general, y la cultura judía sefardí melillense, en un aspecto más particular.

El objeto del convenio consiste en la colaboración del Instituto de las Culturas con la Asociación Socio-Cultural Mem Guimel para la realización de acciones dirigidas al desarrollo y promoción de la cultura hebrea y sefardí en todas sus manifestaciones, así como al establecimiento de mecanismos y estrategias que contribuyan a la preservación y desarrollo del acervo cultural de las comunidades que integran la población melillense, como patrimonio común.

Con la renovación de este convenio se trata de favorecer el conocimiento, el respeto, la interculturalidad y la convivencia en nuestra ciudad de una parte importante de la cultura melillense, así como dar a conocer Melilla fuera de nuestras fronteras.

La cuantía de subvención está destinada a la divulgación de la cultura judía-sefardí y su influencia en la vida social y demográfica de Sefarad; dar a conocer la variedad de sus lenguas: el hebreo, ladino y haketía…; y a la organización de conferencias por parte de la entidad para la formación y el conocimiento de la ciudadanía melillense respecto a la cultura judía-sefardí melillense mostrando las tradiciones, las costumbres, el legado y el patrimonio de la ciudad.

Asimismo, la cuantía otorgada a Mem Guimel contribuye a la continuidad, durante este 2018, del seminario hebreo que ya se ha impartido en los dos últimos años, y que incluye el desarrollo de la tercera y cuarta edición.

Por otra parte, la asociación que preside Mordejay Guahnich tiene previsto continuar con la labor, iniciada en el año 2016, con el Proyecto Sefamel (Sefardíes en Melilla) por el cual se emprendió un ambicioso proceso de recopilación de documentos, fotografías y publicaciones para la creación de un archivo en el que se tenga recopilado toda la información histórica sobre los judíos melillenses, comunidades de las que proceden y la diáspora judía-melillense. Este proyecto servirá de base, en un futuro, para incentivar y fomentar la investigación por parte de cualquier persona de universidades extranjeras y nacionales que quieran acudir a nuestra ciudad para la realización de su tesis doctoral o trabajo fin de máster.

Además, la Asociación Socio-cultural Mem Guimel, gracias al apoyo del Instituto de las Culturas, continuará su labor de identificación y recuperación de todo el patrimonio intangible referente a los judíos en Melilla y la recuperación de la producción audiovisual que sean de utilidad para poder conocer mejor y entender la historia judía-sefardí y crear un mapa histórico y tangible de la presencia judía en Melilla, desde su llegada hasta la actualidad.

A finales de año, Mem Guimel volverá a elaborar el calendario multicultural con el que dará a conocer las festividades de las diversas culturas de Melilla.

También, como parte del convenio de colaboración con el Instituto de las Culturas, Mem Guimel procederá a la concesión de los VII Premios Mem Guimel para recompensar a las personas o instituciones que por su trabajo, compromiso y trayectoria, contribuyen a mantener y desarrollar actividades encaminadas a fomentar y profundizar la cultura hebrea-sefardí, sus tradiciones, costumbres, legado, historia y patrimonio.

Además, la Asociación Socio-cultural Mem Guimel continúa este 2018 con el Proyecto Kipot (Solideo), que consiste en la elaboración de unos kipot con los logotipos del Instituto de las Culturas y la Asociación Mem Guimel, debido principalmente a que cualquier ciudadano que solicita una kipa, bien por las festividades religiosas o como recuerdo de la ciudad de Melilla, no las encuentra en la ciudad.