Cultura y Festejos

La cabalgata y la quema de la sardina ponen fin al Carnaval de Melilla

  • Cientos de melillenses participaron tanto dentro de la comitiva como en las calles laterales del recorrido planteado por Festejos

  • El ministro Iñigo Méndez de Vigo se encargó de prender la sardina para poner fin a estas fiestas llenas de alegría y diversión


Melilla ha puesto punto y final al Carnaval 2018. Tras dos jornadas llenas de ilusión por los concursos de disfraces de adultos e infantil, la cabalgata y la quema de la sardina pusieron el broche de oro al programa de actividades pensado por Festejos.

Ni el frío ni las posibilidades de lluvia impidieron que cientos de melillenses se enfundaran sus disfraces para convertirse en vaquero, caníbal, superhéroe o piratas por unas horas.

La cabalgata estuvo marcada por la diversión y el buen ambiente que se vivió durante el recorrido. La decena de carrozas llenó de colorido las principales calles del centro de la ciudad al son de una música llena de ritmo. Los pasacalles hicieron participar al publico asistente que llenaba los laterales del recorrido.

Las plañideras, como es tradición, acompañaron a la sardina durante todo el viaje hasta las puertas del Palacio de la Asamblea, momento en que fue quemada.  El encargado de prender con la llama a la sardina fue el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo. Momento en el que se ponía fin a las fiestas del Carnaval de Melilla.