Bienestar Social

En marcha una nueva edición del servicio de educadores de calle

  • El objetivo es realizar intervenciones individuales y grupales con los menores extranjeros no acompañados para que acudan a los centros de acogida

  • En esta ocasión se ha adjudicado un contrato menor de 45 días a la espera de sacar el servicio por un año y luego licitar otro de cuatro años


La Consejería de Bienestar Social pone en marcha una nueva edición del servicio de educadores de calle. En esta ocasión, durante los próximos 45 días, dos auxiliares educativos, dos integradores sociales y otros dos educadores sociales trabajarán con los menores extranjeros no acompañados de la calle. Su cometido será, al igual que en iniciativas anteriores, conocer sus necesidades y circunstancias y por qué no acuden a los centros de acogida. El objetivo final es que estos adolescentes se acojan a la tutela y protección de la Ciudad Autónoma.

En esta ocasión se ha adjudicado a Eulen un contrato menor por 17.870 euros. En estos 45 días se solucionarán los problemas administrativos encontrados en el contrato mayor que se había sacado a licitación y se ofertará un contrato por un año. Aunque insiste el consejero Daniel Ventura que tras él se sacará a el servicio por cuatro años.