Medio Ambiente

La Planta Incineradora realiza la parada técnica anual

  • En este periodo se ha sustituido el sobrecalentador y se ha incorporado un triturador de residuos de madera

  • Durante la mañana del martes se realizarán soplados de vapor controlados, ruidos que pueden alertar a la población


La Planta Incineradora de la ciudad ha realizado entre el 6 y 26 de noviembre la parada anual para el mantenimiento de la misma. Durante este periodo se ha realizado una serie de tareas en la caldera, el horno, el sistema de depuración de gases o la revisión de instrumentos de medición, y la revisión de las instalaciones de baja tensión.

Del mismo modo, durante este periodo se ha evaluado el sistema de condensación y se ha procedido a la limpieza industrial de distintos elementos de la planta incineradora. Aprovechando esta parada técnica se ha sustituido el sobrecalentador y las paredes laterales, pertenecientes a la caldera de recuperación, que mejora la fiabilidad de la instalación, y se ha incorporado un triturador de residuos para maderas, palets y podas, con el fin de poder dar mejor servicio a la Ciudad.

Los elementos incorporados en la caldera de recuperación hacen necesario que, antes de poner la turbina, se realicen soplados de vapor controlados para asegurar que las operaciones de soldadura de estos elementos no ocasionen impurezas en el circuito de vapor que dañen la turbina.

Desde Remesa se informa de que estos soplados ocasionan niveles de ruido que pueden alarmar a la población, alertando de que los mismos se producirán a lo largo de la mañana de este martes.