Presidencia y Salud Pública

Salud Pública renueva el convenio con la Hermandad de Donantes de Sangre

  • La Ciudad Autónoma aporta seis mil euros para sufragar los gastos de personal y publicidad de la entidad


La consejera de Presidencia y Salud Pública, Paz Velázquez Clavarana, e Isabel Quesada Vázquez, presidenta de la Hermandad de Donantes de Sangre de Melilla, han firmado el convenio de colaboración entre ambas entidades. Acuerdo por el que la Ciudad Autónoma de Melilla se compromete, a través de la mencionada Consejería, a la aportación de seis mil euros para sufragar los gastos ocasionados por esta entidad.

Este cantidad se atribuye a los siguientes conceptos. Hasta un máximo de tres mil euros para sufragar gastos de personal para realizar las actividades administrativas propias de la Hermandad. Y también hasta un máximo de tres mil euros para material publicitario.

La consejera Paz Velázquez destaca “la brillante labor social” que desarrolla la Hermandad de Donantes de Sangre, “una entidad con una histórica, amplia y pública trayectoria, con un espíritu de fraternidad humana y solidaridad social de inmensa categoría, con la cual la Ciudad Autónoma de Melilla está encantada de colaborar, apoyar y facilitar, en la medida de lo posible, su encomiable trabajo”.

La Hermandad de Donantes de Sangre es una entidad sin ánimo de lucro, independiente de cualquier confesión religiosa, institución o partido político, y tiene como objetivos la promoción de la donación altruista de sangre, así como, la atención a los donantes y la fidelización de los mismos a fin de colaborar y contribuir activamente a cubrir total y plenamente las necesidades de sangre y hemoderivados de los centros sanitarios de Melilla que lo precisen. 

Son muchas las razones por las que la sociedad necesita de personas que estén dispuestas a donar su sangre”

Paz Velázquez reconoce que “a lo largo de la vida, prácticamente todas las personas recibiremos algún hemoderivado obtenido de las donaciones. Cada día, muchas personas son sometidas a intervenciones quirúrgicas, otros han sufrido accidentes de tráfico o padecen cáncer y deben someterse a tratamientos agresivos,… Son muchas las razones por las que la sociedad necesita de personas que estén dispuestas a donar su sangre”.

Por ello, “la sanidad pública tiene el deber de fomentar, a través de convenios como éste, la transfusión segura, partiendo de una donación voluntaria, altruista y responsable”, defiende Velázquez.

La vicepresidenta del gobierno de Melilla destaca las actividades que desarrolla esta entidad como “la organización de campañas de divulgación y mentalización de la población a través de los medios de comunicación social y de actos directos como conferencias y charlas informativas en entidades, asociaciones diversas y centros educativos de la ciudad en los que se expone la problemática de la transfusión de sangre orientada a la captación de nuevos donantes y también la concesión de honores y distinciones a los donantes y a cualquier persona física o jurídica que se distinga en la consecución de sus fines”.

Para Velázquez, “cabe destacar, también, la estrecha colaboración de esta entidad con la Comandancia General de Melilla con el envío de su personal una vez al mes para donar sangre”.

Por todo ello, desde la Consejería de Presidencia y Salud Pública se continuará apoyando a la Hermandad de Donantes de Sangre para el fomento de la hemodonación altruista.

Velázquez agradece públicamente la solidaridad y el esfuerzo mostrados tanto por la presidenta de la Hermandad de Donantes de Sangre de Melilla, Isabel Quesada Vázquez, como por los miembros y colaboradores de esta organización, y anima a los melillenses a participar activamente en las campañas dirigidas a la hemodonación altruista.