Presidencia y Salud Pública

La Asociación Andaluza del Dolor reconoce la labor de la Ciudad

  • Paz Velázquez, en sustitución de Juan José Imbroda, recogió este premio entregado por la entidad

  • La Asociación Andaluza del Dolor celebraba su XXV aniversario desde su formación 


La Asociación Andaluza del Dolor y Asistencia Continuada, que celebra su XXV aniversario, presidida por Luis Miguel Torres ha concedido a la Ciudad Autónoma de Melilla el premio a la Institución que más ha apoyado la lucha contra el dolor en el último año.

Esta asociación anualmente celebra un Congreso sobre el tratamiento del dolor, con la misión de dar a conocer las últimas novedades científicas en el tratamiento, fisiopatología y diagnóstico del dolor.

El XXVI Congreso de la Asociación Andaluza del Dolor se celebra durante estos días en Granada, contando con más de 200 participantes, y donde han premiado la labor de determinadas instituciones o personalidades que han apoyado de manera evidente y decidida a esta asociación en su labor científica y social.

La Ciudad Autónoma de Melilla recogía en manos de la consejera de Salud Pública, Paz Velázquez, el premio a la Institución que más ha apoyado a la Asociación Andaluza del Dolor en el último año.

La consejera, en un emotivo discurso, agradecía “esta distinción que nos honra y por la que los melillenses sentimos profunda gratitud”. Al mismo tiempo afirmaba que era un “honor recibir de tan distinguida Asociación este premio de tal importancia, tanto por lo que representa, como por las personas que lo entregan”.

Velázquez quiso reconocer a los miembros de la Asociación Andaluza del Dolor “la brillante labor social que realizáis con el empeño decidido en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través del tratamiento del dolor y la evidente e innegable función científica que venís desarrollando con profundo esmero”.

La consejera tuvo unas cariñosas palabras con la ciudad de Granada, “donde nací y realicé mis estudios universitarios” y subrayó que “Melilla y Granada son dos hermosas ciudades unidas por la historia”.

Velázquez recordó la Reconquista con la toma de Granada en 1492 y el desembarco en el norte de África de Pedro de Estopiñán para poner a Melilla en el mapa español. “Desde entonces”, asegura Velázquez, “más de 500 años de historia, unidos por un sentimiento. El sentimiento de ser españoles”.