Cultura y Festejos

Noche de copla con Diana Navarro

  • La Plaza de Armas se queda pequeña para disfrutar del último de los conciertos de ‘Música a la luna’


La voz de Diana Navarro es un privilegio. Son muchos los que utilizan esta palabra para definir su música y no se equivocan. Muchos de los que anoche subieron a la Plaza de Armas para disfrutar de la última propuesta de ‘Música a la luna’ así lo manifestaron. Su copla, su voz, fue la banda sonora a una noche de verano mágica.

“Los ángeles de canela de la seducción y los demonios del desamor se han subido a su lomo y sobrevuelan este trabajo: Resiliencia“. La frase es del periodista Domi del Postigo y la utiliza para definir el último trabajo de Navarro, el que anoche sonó con fuerza y cercanía entre las piedras de Melilla la Vieja.

Dicen que su último trabajo es el más íntimo, humilde y poderoso. El tiempo lo dirá, pero lo que queda claro es que anoche el Patronato de Turismo acertó al traerla a Melilla y que el público disfrutó y fue agradecido con una gran artista.