Bienestar Social

La Ciudad concede 32.130 euros al Voluntariado Cristiano de Prisiones

  • Este convenio de Bienestar Social pretende mejorar la calidad de vida de este colectivo y sus familiares


El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventural, ha firmado hoy un convenio de colaboración entre la Ciudad Autónoma de Melilla y la Asociación Voluntariado Cristiano de Prisiones de Melilla, para el desarrollo de determinadas actuaciones destinadas a reclusos, ex reclusos y sus familias. Este acuerdo reporta a dicha entidad 32.130 euros.

Con este dinero se llevan a cabo actuaciones de mantenimiento de los pisos de acogida, proyectos y actividades con los reclusos y ex reclusos del centro penitenciario de Melilla y a sus familias. La intención es mejorar la calidad de vida de este colectivo y sus familiares.

La duración de este programa es anual, comprendiendo en este caso del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017, con horarios adaptados en función a la actividad.

Los objetivos, según detallan desde la Consejería, son los siguientes: acompañar, escuchar y atender la situación y realidad personal, familiar y social de las personas privadas de libertad; promocionar una mejor convivencia en la cárcel; ocupación del tiempo libre; procurar atención religiosa; desarrollo personal mediante actividades formativas y habilidades sociales; evitar la marginación y exclusión social dentro y fuera de la cárcel; reeducar a través de distintas actividades; atención de necesidades básicas; y favorecer la comunicación entre los reclusos y sus familiares, especialmente menores.

Las actividades previstas son, por ejemplo, asesoramiento religioso, eucaristía y catequesis; acompañamiento a salidas culturales y deportivas; entrega de ropa y calzado; acompañamiento a niños en bis a bis; entrega de alimentos (Banco de Alimentos); tutela del preso liberado; mantenimiento de los pisos de scogida para internos con permisos y familiares; talleres de manualidades, lectura y música; así como celebraciones de Navidad, Semana santa y fiesta de La Merced, patrona de las Instituciones Penitenciarias, sin olvidar los concursos culturales.