Canal Paseos visuales

Los rincones del Pueblo

  • Melilla la Vieja esconde algunas imágenes que a veces pasan desapercibidas y continúan rememorando la esencia de barrio antiguo


Pasear por Melilla la Vieja es algo más que disfrutar de la Plaza de Armas o de la Plaza Pedro de Estopiñán. A nadie se le escapa la imagen imponente del Faro, el guiño a la historia de Las Peñuelas o el homenaje permanente del Museo Militar. Pero el Pueblo tiene más rincones que se descubren paseando.

Son esos retazos del pasado, esa tranquilidad del barrio de antaño, esas piedras centenarias que merece la pena tener siempre presentes en la memoria. Darse una vuelta por las calles de esta fortaleza te permiten descubrir una Melilla la Vieja para algunos desconocida y para muchos otros imprescindible. 

Museos militares, culturales o antropológicos; una iglesia llena de historia aún por descubrir; unas cuevas que sirvieron de refugio,... y mucho más. Merece la pena perderse por los rincones del Pueblo.