Canal Deportes

Pablo Martínez evalúa un Internacional Ciudad de Melilla “diferente” y de “más calidad”

  • El presidente de la Federación Melillense de Tenis asegura que jugadores y árbitros ensalzan la mejora lograda con las pistas de tierra batida

  • Defiende que esta semana de competición “genera movimientos” en la ciudad gracias a una media de sesenta personas que llegan de fuera


El sábado concluía la undécima edición del Internacional de Tenis Masculino Ciudad de Melilla. Mario Vilella, cabeza de serie número 2, se hacía con el título tras vencer en la final al gran favorito, Ricardo Ojeda, por un doble 6-3. Se ponía así el broche a una buena semana de competición, con más nivel y mejores jugadores que en años anteriores, situación propiciada en gran medida por la irrupción de la tierra batida. Al menos así lo aprecia Pablo Martínez, presidente de la Federación Melillense de Tenis.

En la entrevista concedida a Melillamedia.es reconoce que, aunque los torneos femenino y masculino “están consolidados”, se está ante “una etapa nueva”, con “una nueva superficie”. Gracias a ello se ha atraído la atención “un espectro de jugadores diferentes, se ve más tenis”.

En este sentido señala, por ejemplo, que los cuatro semifinalistas, nacidos entre los años 1993 y 1995, “están en el circuito profesional” e incluso aventura que “en uno, dos o tres años pueden estar entre los cien mejores del mundo”.

A nivel deportivo, por tanto, el balance es positivo, pero luego se persigue un retorno en la imagen de la ciudad. En este aspecto Martínez declara que “la impresión que se llevan es buena, de unas instalaciones públicas bien cuidadas, aunque nos faltan infraestructuras alrededor”. “Ellos lo están transmitiendo fuera”, sobre todo a través de las redes sociales durante el torneo, y añade el presidente del tenis local que “el que se va de aquí habla de Melilla con cariño”.

El torneo, además, está bajo la supervisión de la Federación Internacional de Tenis (ITF) y los informes también son positivos para Melilla.

En el plano turístico, apostilla Pablo Martínez, se alcanza un buen retorno económico. Durante seis días hay una media de 60 personas foráneas, que pernoctan en hoteles locales, comen en restaurantes y compran en los establecimientos de la ciudad. “Es una semana que genera movimiento”, sentencia.

De cara a próximas ediciones, el objetivo es “seguir manteniendo lo que tenemos”. Ya se están preparando las ediciones de 2017, pero “se busca financiación adicional” puesto que la ITF obliga que el reparto de premios pase de 10.000 a 15.000 dólares. Y también se pretende “mover la semana del masculino” para encontrar un nicho en el calendario internacional que atraiga a más tenistas.