Canal Cultura

Las XX Jornadas de Jazz se convierten en todo un homenaje al gran ‘Cifu’

  • Como cada año se llevaron a cabo presentaciones de libros, documentales y muchos conciertos

  • El público llenó el Salón de Actos de la UNED con cada actuación, una muestra más de que el Jazz está instalándose entre los melillenses


Un año más han pasado por el escenario de la UNED numerosos artistas relacionados con el mundo del Jazz. Pero esta edición de las Jornadas de Jazz se ha vivido de forma diferente por parte de los amantes de este género musical. El motivo, la ausencia de Juan Claudio Cifuentes, más conocido como ‘el Cifu’, gran conocedor y precursor del Jazz en el territorio nacional.

Por este motivo, desde la organización se decidió denominar estos días de conferencias, documentales y, sobre todo, música de Jazz jornadas ‘J. Claudio Cifuentes’ en honor también a uno de los impulsores de estos ciclos en Melilla.

Por la UNED han pasado actuaciones de todo tipo, tríos, cuartetos, bandas e incluso un artista que parecía llevar consigo a todo un conjunto musical cuando en realidad únicamente utilizaba una armónica y un teclado.

También se han llevado a cabo presentaciones de libros, documentales y conferencias sobre cuestiones tan interesantes como las mujeres pioneras en tocar instrumentos en una banda de Jazz, o la relativa a un estilo ameno y humilde como el Manouche.

Pero todo ello con la figura de ‘el Cifu’ en cada momento. Por eso, cada noche, antes de la actuación correspondiente, se emitía un breve homenaje a Juan Claudio Cifuentes que se convirtió en el santo y seña del festival de este año. “El cifu no estará sentado con nosotros, pero seguro que nos ve desde algún lugar”, comentaba en más de una ocasión Ángel Castro, uno de los organizadores de estas jornadas y fiel seguidor y amigo de Cifuentes.

La calidad en los conciertos se puso de manifiesto con cada una de las actuaciones, brillaron con luz propia grupos como HR6, ‘Olé Swing’, Salvi Bellido con su ‘Bellido Póquer Quartet y Chamo Díaz y Jazz Cía. Pero el broche de oro de estas jornadas lo puso Dorantes con su Jazz flamenco que dejó enamorados a cada uno de los espectadores que acudieron a la UNED.

Un público que llenó la sala en cada una de las actuaciones musicales de la semana, una muestra más de que el Jazz ha calado hondo en la ciudadanía melillense. A partir de aquí toca preparar las XXI jornadas, eso sí, con la mirada de ‘el Cifu’ presente en cada una de las iniciativas a llevar a cabo.