Canal Turismo

Rincones de Melilla

  • La localidad fusiona el esplendor de sus playas y la historia arquitectónica del centro de la ciudad


Melilla es una localidad que ofrece al visitante una amplia variedad de rincones y vistas para detenerse en el camino y disfrutar del escenario. Su entorno natural, bañado por el mar Mediterráneo, dispone espacios para todos los gustos; desde playas abiertas en el sur, con amplias franjas de arena, hasta zonas más escarpadas como Aguadú.

De otra parte, las plazas de la ciudad se caracterizan por el colorido de los jardines, arboledas y fuentes, lo que las convierten en un lugar de ocio indispensable para los vecinos, sobre todo por las tardes y fines de semana, cuando los adultos y los más pequeños disfrutan de estos puntos.

El Modernismo es uno de los estilos arquitectónicos más carismáticos de Melilla, ya que adorna fachadas y ventanas de los edificios más emblemáticos del centro de la ciudad. Por último, el Pueblo, un recinto amurallado que forma parte de la historia y génesis de la localidad, es un balcón perfecto para recrearse mirando al mar y al horizonte urbano de la localidad.